¿Seguro que no quieres unirte a Público?

Por 0€ al mes recibirás en tu correo nuestra selección de noticias e información y podrás leer los comentarios de los socios y socias.

La República de Público

Firma para exigir al Gobierno que dedique el 5% del PIB a la educación pública

Aulas colapsadas, menores que pierden clases por falta de recursos, culpabilización de madres y padres... Estos son algunos de los problemas graves que sufre la educación pública, ahora agravados y evidenciados por el coronavirus. Todo tiene que cambiar. 

Los años de recortes y desvíos a centros privados sostenidos con el dinero de todos han ahogado la educación pública española. Ocho millones de escolares conviven con situaciones en las que es muy difícil desarrollarse, mientras otros cuentan con todas las facilidades. ¿No vas a hacer nada? En Público exigimos que la inversión en España aumente del 4% del PIB actual al 5%. 

Firma y exige al Gobierno que actúe. El futuro de las próximas generaciones depende de nuestras decisiones, depende de ti. 

 

personas ya han firmado. ¡Únete!
Debes rellenar el nombre. Debes rellenar los apellidos. El email no es correcto.
Debes aceptar la Política de Privacidad.

Nuestra petición

La educación pública en nuestro país está pasando por uno de los peores momentos de la democracia. Los innumerables recortes y desvíos que ha ido sufriendo en los últimos años en favor de la educación concertada privada han hecho saltar por los aires uno de los pilares básicos de cualquier estado de derecho, la educación. 

Ratios de alumnos altísimas, falta de profesorado, materiales y aulas en mal estado o inexistentes, metodologías obsoletas... Durante las últimas décadas todos los expertos han dado la voz de alerta sobre el cada vez más ruinoso estado de la educación pública, pero ha sido una crisis sanitaria mundial la que ha puesto de manifiesto lo que muchos denunciaban: todo tiene que cambiar para que las próximas generaciones puedan recibir una educación de calidad y adecuada a los tiempos. 

En nuestro país, la gran mayoría de la población es atendida por las escuelas públicas, donde el gasto por alumno es menor que en las privadas, mientras un 33% de la población escolar, especialmente las familias de renta superior a la mediana del país, van a escuelas privadas sostenidas con fondos públicos gracias a los llamados ‘conciertos educativos’. El estudio PISA de 2018 alertaba sobre los centros que concentran a los alumnos en desventaja, que tienen peores dotaciones de profesorado, de medios digitales y materiales. La atención a la diversidad, la prevención del abandono, la reducción de ratios, la inclusión y la formación del profesorado son fundamentales para la calidad educativa, y la única manera de garantizarlos es una enseñanza pública fuerte. La pandemia ha mostrado que la brecha en educación se agranda para las niñas y los niños de familias con menos recursos, que apenas han tenido acceso a la educación durante el estado de alarma y no son capaces de conectarse online si se producen confinamientos.

La CSIF pide un plan de inversión de 4.200 millones de euros, y la organización Save the Children reclama un ‘plan Marshall’ con una inversión de 5.000 millones de euros. Nosotros vamos más allá: exigimos que la inversión en España alcance, como mínimo, el 4,7 % del PIB de nuestro país, igualando así la media europea

Necesitamos tu firma y la de miles de personas más para que nuestra voz sea una sola. Debemos defender una educación pública y de calidad, y solo unidos podremos lograrlo. Firma ahora.